Foto del mes, Diciembre


Hormiga león

Autor: Cecilia Díaz Martínez


De entre los insectos, los neurópteros son uno de mis órdenes favoritos, ya que incluye animales bellísimos: los ascaláfidos con graciosas

antenas en forma de maza y colores preciosos, u ojos de extraterrestre; la espectacular Nemoptera bipennis, emblema de la Asociación ..

Española de Entomología; ¡las Mantispa! con sus patas delanteras raptoras; las crisopas, que no solo son verdes... ..................................

El neuróptero de la foto pertenece a la familia de los mirmeleóntidos, conocidos como hormigas león. Este nombre tan pintoresco se debe

a la larva del animal, voraz depredadora que vive en suelos arenosos. Para alimentarse, excava una trampa de arena en forma de .........

embudo y aguarda enterrada en el fondo a que algún insecto desprevenido resbale por las empinadas paredes del embudo. Incluso le ..

tira granitos de arena a la víctima para asegurarse de que no pueda salir y llegue al fondo de la trampa, donde será devorada. ..............

Las larvas de la hormiga león, con su método de caza y sus tremendas "mandíbulas", debieron inspirar a George Lucas para crear al ....

todopoderoso sarlacc del mar de dunas de Tatooine, a cuyo pozo quería Jabba el Hutt arrojar a Han Solo y compañía en la película "El ..

retorno del Jedi". ...........................................................................................................................................................................................

Los adultos de las hormigas león no se parecen en absoluto a una hormiga ni a un león, son animalillos como el de la foto, de aspecto .

grácil y vuelo un poco torpe y delicado. En general tienen un tamaño pequeño, aunque hay un representante de la familia (Palpares .....

libelulloides, que también vive en Cuenca), que sobrepasa los 10 cm. .........................................................................................................

La mayoría de las especies son nocturnas, pero en Cuenca se pueden observar muy fácilmente al menos 2 diurnas, entre ellas nuestro

protagonista: Macronemurus appendiculatus. ............................................................................................................................................

Hice la foto un día de finales de julio, y aunque eran ya las 10 de la mañana este bichito no tenía aún ganas de volar. Cuando me vio ..

trató de esconderse de mí detrás de la hierba en la que estaba posado, poniéndose de frente de manera que yo solo veía unos ojillos

a ambos lados de la hierba. Pero al cabo de un rato consideró que yo no era una amenaza, y pude hacerle varias fotografías en vista .

lateral, intentando conseguir el máximo detalle del cuerpo, las alas, y sobre todo, los ojos fantásticos de este animal. ...........................

Equipo: Nikon D80. Objetivo Sigma 105mm F/2.8 EX DG Macro. ISO 100, f/7.1, v 1/320 s. A pulso.